Meriendas Divinas

Pensando en nuestra cantera se ideó una merienda infantil que se celebra los domingos de ramos por la tarde. El primer año en celebrarse fue en el 2011.

La idea surge de dos mamás el Viernes Santo de 2010, al ver la cantidad de niños que la hermandad llevaba en sus filas. Aquel año se tuvo que poner en marcha un dispositivo especial con una cuerda para que todos los peques fueran cogidos a ella, en el centro de las filas, para que no se esparcieran. Todo ello con el consiguiente despliegue de agua rosquilletas y galletas que se les ofrecía para que se les hiciera más ameno el traslado. Se pensó que también era importante dedicarles un día a ellos, y aprovechar también para que se conocieran todos los peques, con el pensamiento de compañerismo y amistad aumentaría conforme crecían. Era una manera de familiarizarse entre ellos y cuidar a esta segunda generación de la hermandad. Agradecerles a los niños y evidentemente a los padres su respuesta ante la hermandad. Aunque pueda resultar agotador, ya que la merienda se prepara y es servida por las mamas y papas, es realmente muy gratificante. La historia de esta hermandad continuará gracias a ellos……



Paellas Divinas

El sábado Santo los fundadores de la hermandad realizaban una comida desde el segundo año de existencia de la hermandad, pero el círculo iba extendiéndose y cada vez acudía más gente, por lo que en 1995 se acordó realizar una comida para todos los miembros de la hermandad los sábados santos. Esta comida pretende ser un punto de unión en plan distendido entre todos los hermanos.

Consolidada en el tiempo esta tradición divina, es costumbre durante los últimos años  la elección del hermano mayor para el siguiente año.



Convivencia

El 25 de Septiembre de 2011 se realizó la 1ª Convivencia de Hermanos.

En este día compartimos mesa, juegos y actividades que un equipo de la hermandad prepara.  Pablo Ortí, Ricardo Yago, José Vicente, fueron los encargados de amenizarnos a todos los miembros de la hermandad y todos los amigos y familiares que quisieron acompañarnos.

Estas convivencias se han realizado por el mismo motivo que la merienda que se les ofrece a los peques. La finalidad es de ser compañeros y hermanos de una hermandad, algo que todos tenemos en común. Conocer un poco más a la gente que la compone es gratificante y satisfactorio. Todos los hermanos son parte importante porque todos y cada uno de ellos lo hacen posible.

Durante la mañana se juegan partidos de futbol, y varios talleres para los niños, pintura juegos, etc.….

Un gran día en familia.





Imágenes propiedad de la hermandad.